El mejor tratamiento para un real Rejuvenecimiento Facial es el uso de técnicas combinadas. En este caso: PRP, toxina Botulínica, hilos de sustentación e IPL

La Dermoestética ha utilizado desde hace años los principios básicos de la Medicina Biológica y Regenerativa, que es que el propio organismo se auto-repare. Es así como se utilizan las plaquetas de manera autóloga en pacientes que requieran regenerar sus tejidos dañados, en este caso, por efectos del envejecimiento.

L a Bioestimulación con Factores de Crecimiento Autólogos o Plasma Rico en Plaquetas (PRP) ha sido utilizado por la Doctora Karin Staab desde hace más de 1 década siguiendo protocolos internacionales y su experiencia con excelentes resultados, incluso en casos severos de flacidez facial (chalasis facial), heridas y cicatrices con pérdida de sustancia (hundidas), flacidez de otras zonas del cuerpo como el abdomen (después de un embarazo, por ejemplo) o secuelas de algún tipo de accidente.

Las plaquetas tienen 2 funciones básicas y fundamentales: producir el coágulo primario, es decir, evitar que nos desangremos frente a una herida y, no menos importante, llevar los factores de crecimiento al lugar de la herida para reparar el tejido dañado. Es esta última función la que utilizamos para reparar los efectos del envejecimiento.

Factores de crecimiento en Plasma Rico en Plaquetas

Estos son los factores de crecimiento que tradicionalmente se sabe que han desempeñado un papel importante en la función de curación del PRP. Los pacientes mejoran como resultado de la inyección PRP, estos son los responsables a  los que debe agradecer.

Factor de crecimiento derivado de plaquetas (PDGF): regula el crecimiento y la división celular. Especialmente en vasos sanguíneos. En otras palabras, son la razón  por la cual se reproducen en los vasos sanguíneos en nuestro cuerpo.

Factor de crecimiento transformador Beta (TGF-b): responsable de la proliferación celular, la diferenciación y otras funciones.

Factor de crecimiento de fibroblastos (FGF): juega un papel vital en el proceso de curación de heridas y el desarrollo embrionario. También   en la proliferación y diferenciación de ciertas células y tejidos especializados.

Factor de crecimiento endotelial vascular: responsable de la vasculogénesis y la angiogénesis. Restaura el suministro de oxígeno en las células cuando es inadecuado. También ayuda a crear nuevos vasos sanguíneos después de una lesión.

Factor de crecimiento de queratinocitos (KGF): se encuentra en la fase de epitelización de la curación de las heridas. En otras palabras, es el responsable de la formación de epitelio inmediatamente después de una herida o lesión.

Factor de crecimiento del tejido conectivo: funciones principales en la adhesión celular, la migración, la proliferación, la angiogénesis, el desarrollo esquelético y la reparación del tejido de la herida.

Estos factores de crecimiento son los que hacen que el Plasma Rico en plaquetas sea un producto importante en la regeneración de tejidos. Hay muchos más Factores de Crecimiento Plaquetarios que ayudan a reparar el daño en la dermis y epidermis.

Dra. Karin Staab  2023. Todos los derechos reservados.