Si tienes arrugas o cicatrices profundas en la piel, el láser ablativo será la solución para ti. Existen varios tipos de láser que se emplean para tratar diferentes problemas de la piel, incluyendo vellosidades; la textura en nuestra piel no es la excepción y es posible mejorar esta condición por medio de este potente láser que penetra en las capas de la piel para estimular su regeneración.

Este tipo de láser llega hasta el interior de la dermis, evaporando las capas superiores de la piel a través del calor que emite esta tecnología. Si se emplea un láser ablativo fraxelado, la luz ingresa a la piel en forma de columnas; mientras que si no es fraxelado llegará a menor profundidad en un solo haz de luz.

¿De qué va a depender su uso? de la profundidad de las cicatrices, arrugas y el fototipo de cada paciente. Con estos factores a considerar, es posible obtener los mejores resultados sin dañar la piel.

 

 

 

 

 

Dra. Karin Staab  2021. Todos los derechos reservados.