Soprano XL. Láser Diodo 810

En fotodepilación o depilación con láser permanente, el Soprano XL es número uno, insuperable aún. Es un equipo de procedencia israelita de la prestigiosa industria Alma Lasers. Fue el primero introducido en el país el año 2008 por la Dra. Karin Staab, especialista en láser.

Se trata de un sistema láser que opera con una longitud de onda de 810 nanómetros que está dentro del espectro de absorción de la melanina y también del agua. A diferencia de otros láseres, el Diodo tiene mayor y mejor penetración, logrando eliminar hasta la raíz de los pelos. El objetivo de éste equipo es la eliminación de pelo no deseado y la reducción permanente de pelo, en cualquier segmento del cuerpo. El tratamiento consiste en varias sesiones que son ablativas progresivamente sobre las células germinales de los folículos pilosos (los destruyen de a poco). Los folículos pilosos se van atrofiando progresivamente hasta atrofiarse totalmente, imposibilitados de producir pelo.

La pieza de mano utilizada cuenta con un sistema de enfriamiento (zafiro) que protege  la piel y permite realizar el tratamiento en todo tipo de piel (desde pieles blancas hasta personas muy morenas, incluso de etnia negra; fototipos I al VI, inclusive).

Este equipo tiene la modalidad de entrega de energía láser en forma pulsada. Uno de sus programas permite trabajar con técnica de barrido, lo que resulta muy cómodo y rápido, siendo las sesiones cortas y agradables. El tratamiento es indoloro y económico.

Indicaciones de Fotodepilación médica permanente:

  • Pelos no deseados en cualquier parte del cuerpo
  • Hipertricosis (exceso de pelo o vello)
  • Hirsutismo (pelo con distribución masculina en una mujer)
  • Patología folicular (pelos incrustados, foliculitis recidivante, abscesos, etc)

Otro programa que tiene este láser, utilizando su misma longitud de onda, es el Skintightening (palabra inglesa que significa “estiramiento cutáneo”) y es justamente lo que hace. Valiéndose del espectro de absorción del agua (que parte cerca de los 700 nm), la calienta, con lo que también lo hace con las fibras de colágeno que se encuentran en el dermis. El colágeno de la piel pierde su configuración tridimensional con la edad, convirtiéndose en una cinta alargada. Al calentarse el agua que lo rodea, el colágeno se denatura: se enrosca y acorta y con ello, la piel se estira, disminuyendo las arrugas, la flaccidez y el aspecto envejecido de ésta. El Láser tiene mejor penetración que aparatos comúnmente utilizados en estética para éstos fines, logrando un estirado más profundo. Este procedimiento es llamado por la doctora Karin Staab “Tipo Cenicienta”, ya que su duración no es mayor a 4 semanas.

Dra. Karin Staab  2021. Todos los derechos reservados.