“Es probable que el evento más importante en la evolución de los procedimientos estéticos mínimamente invasivos haya sido el desarrollo de la toxina botulínica” cuenta la doctora Karin Staab. El procedimiento se denomina Neuromodulación. Es ampliamente utilizado en todo el mundo para el tratamiento de las arrugas de expresión facial.

Siendo uno de los venenos más potentes, se comenzó a utilizar en neurología hace años para el tratamiento de la espasticidad (contracciones musculares mantenidas). Los médicos especializados en Dermoestética aprendieron de los colegas neurólogos y oftalmólogos a utilizarla en algunos lugares específicos para bloquear la acción del neurotransmisor que estimula algunos de los músculos de la cara y cuello. La acción del neuromodulador es ejercida durante un período variable, según cada paciente, que va entre 3 y 6 meses, logrando la recuperación total del músculo tratado a los 6 meses. No produce daño muscular, ni alteraciones neurológicas posteriores.

Con el correr de los años y el conocimiento, la doctora Karin Staab ha perfeccionado la técnica de aplicación de este medicamento para disminuir las arrugas faciales sin dejar al paciente inmóvil (“cara congelada”). Las inyecciones de este fármaco se realizan según el patrón muscular (cinético, hipercinético e hipertónico) y se cuenta con un abordaje mucho más individualizado de cada paciente.

La técnica realizada por la Dra. Karin Staab es de microinyecciones, teniendo resultados óptimos en todos los pacientes tratados.

Siendo éste medicamento una gran herramienta para Rejuvenecer y verse mejor con una expresión facial amable y acorde a nuestra alma, sin caer en una cara congelada o inexpresiva, el procedimiento es realizado por la Dra Staab de manera personalizada a cada paciente con las dosis adecuadas y el control médico necesario para lograr éstos objetivos.

Existen varias marcas comerciales de éste neuromodulador y la Dra. Staab escoge siempre la mejor, con mayor trayectoria y estudios médicos y científicos, además de ser fabricada de manera segura, sin utilizar copias biocompatibles.

Dra. Karin Staab  2020. Todos los derechos reservados.

WhatsApp chat