Con la técnica mínimamente invasiva de rellenos faciales o implantes líquidos, la doctora Karin Staab produce un rejuvenecimiento importante en la cara y un look “guau” inmediato.

Con los años el rostro cambia; se produce una reabsorción de las almohadillas de grasa profundas de la piel y del tejido óseo, por lo que disminuyen algunos volúmenes faciales (pómulos, labios, punta de la nariz, por ejemplo) y disminuyen el colágeno, la elastina y el ácido hialurónico del dermis. Esto último produce una disminución de la hidratación de esta capa de la piel con lo que aparecen las arrugas y flacidez, se pierde el óvalo facial y el aspecto de la persona es de mayor edad. Al diminuir el volumen de las almohadillas grasas profundas de la cara  y debido a la flacidez, se produce una caída de algunos pads de grasa superficiales.

Lo anterior lleva a una inversión del triángulo facial, figura que se ve en personas de mayor edad. Se atrofian los labios, se producen pliegues en los pómulos y sobresale el borde de la mandíbula (pérdida del óvalo facial). Las órbitas se ven vacías y aparecen surcos en sitios en que no había en la juventud. El aspecto es negativo y de tristeza.

Para devolver a la cara su aspecto juvenil se pueden implantar sustancias naturales o artificiales que actúan por su propio volumen y pueden atrapar agua, por lo que su efecto final es mejorar las formas en los lugares donde se han inyectado (pómulos, labios, nariz, etc.); se intenta recuperar el triángulo facial con vértice inferior. Se utilizan desde implantes de hueso, grasa (lipotransferencias autólogas) hasta fillers sintéticos (ácido hialrurónico ramificado, geles con calcio, algunos plásticos) o plasma gelificado para rellenar y reparar los efectos de la pérdida de volumen y la inversión del triángulo facial.

Implantes naturales. Biofiller

La Dra. Karin Staab trajo hace años a Chile la verdadera revolución en implantes líquidos (rellenos). Se trata de plasma gelificado (también conocido como «plasma gel» o Biofiller).

Utilizando la misma sangre del paciente, se extraen los elementos figurados, quedando el suero y todas las proteínas biológicamente activas que la persona mantiene en su circulación. Éste líquido se convierte en gel mediante una máquina exclusiva para ello, traída a Chile por la Dra Staab, quien es pionera en nuestro país en el procedimiento que está revolucionando en el mundo el tipo de relleno que se utiliza para tratar diversos tipos de inesteticismos. Es parte de la Medicina Biológica Regenerativa con un producto del propio paciente (autólogo).

Este procedimiento combina los beneficios del plasma rico en factores de crecimiento y células madre (PRP) con un bio-relleno basado en suero autólogo para ofrecer a los pacientes el efecto rejuvenecedor que desean alcanzar.

Las ventajasde Biofiller son que está hecho de sangre del propio paciente, constituyendo un implante autólogo, tiene proteínas biológicamente activas con lo que se estimula la piel para mejorar y rejuvenecer y, además, es más económico. Los productos químicos que se utilizan en la actualidad como rellenos (ácido hialurónico, hidroxiapatita de calcio, metacrilato y otros) pueden producir en algunos pacientes rechazo y reacciones alérgicas o inflamatorias; el plasma autólogo no tiene éstas desventajas. La piel donde se implanta mejorará de tal manera que, después de reabsorberse, no mostrará el mismo inesteticismo que antes del implante.

La duración de éste tipo de implante es similar al ácido hialurónico, reabsorbiéndose en un tiempo que varía entre los 6 y los 18 meses, según el lugar donde se inyecta y el paciente. Ambos se reabsorben en su totalidad; la diferencia es que Biofiller estimula los tejidos mediante la activación de mecanismos de reparación propios del organismo, sin químicos, ni fármacos sintéticos agregados.

Biofiller es el relleno natural (gel de proteínas) de más larga duración que existe actualmente y se logra mediante el uso de plasma sanguíneo del propio paciente siendo utilizado como material de relleno para surcos, arrugas, depresiones y algunos tipos de cicatrices.

Esta técnica también puede ser utilizada para devolver las formas a otros lugares del cuerpo que han perdido su tejido graso, bien por el paso del tiempo o por accidentes u otro tipo de lesiones localizadas.

En nuestra clínica utilizamos sustancias que fabrica el propio organismo y que vienen protegidos en mallas de manera que no son reabsorbidas tan rápidamente actuando por más tiempo en el sitio (en promedio unos 9 a 12 meses). Esto permite mejorar el aspecto de los labios, levantar los pómulos, modelar la nariz (rinomodelación), rellenar surcos o arrugas profundas o rellenar zonas deprimidas como las manos envejecidas (Rejuvenecimiento de manos). También pueden utilizarse sustancias artificiales que actúan por un tiempo y se reabsorben por completo.

Tecnologías usadas:

  • Implantes semilíquidos
  • Biofiller

Dra. Karin Staab  2020. Todos los derechos reservados.