La Dra Karin Staab es experta en Medicina Biológica Regenerativa.

Plasma Rico en Plaquetas (PRP). La filosofía íntima de este tratamiento es utilizar al propio organismo para facilitar la reparación. En éste caso, reparar los efectos del Envejecimiento y rejuvenecer.

Nuestro organismo está programado para crecer y desarrollarse hasta cerca de los 30 años; en ese momento comienza el proceso del Envejecimiento y su velocidad dependerá de Factores Genéticos (heredados) y del Stress Oxidativo (factores oxidativos que aumentan los radicales libres de oxígeno). En ese momento ocurren en nuestra piel, específicamente en la Matriz Dérmica ciertos cambios que llevarán al desorden y a la disminución de la capacidad de regeneración de la misma y de la Epidermis que yace encima. Con ello se nota la deshidratación de la piel, flacidez, arrugas, sequedad y elastosis producida por el stress oxidativo: envejecimiento sin lugar a dudas.

Las Plaquetas son corpúsculos que circulan en nuestra sangre con 2 propósitos fundamentales:

1.-El primero, es evitar que nos desangremos cuando se rompe un vaso sanguíneo: hace andar la cascada de la coagulación y producen un tapón o trombo en el vasito sanguíneo.

2.-El segundo, y no menos importante, es reparar el daño que se produce por traumatismos: heridas, cortes, quemaduras, etc que tienen extravasación sanguínea. Para ellos están repletas de Factores de Crecimiento. Estas son biomoléculas activas sobre ciertos receptores celulares. Al pegarse a ellos, obligan a las células a activarse y reparar el daño. En nuestro caso, las concentramos y las introducimos en la matriz dérmica para reparar el daño producido por el proceso de envejecimiento.

¿Cómo funciona?

Al entrar en contacto con las células de la epidermis (queratinocitos) y de la dermis (fibroblastos y células madre de la base de la dermis), los factores de crecimiento estimulan la actividad de éstas, mejorando su metabolismo y estimulando la división celular (aumenta el número de células). Esto mejora la piel, la repara, cicatriza y rejuvenece. Este efecto de los factores de crecimiento los ha hecho llamar la solución Antiaging.

¿En qué problemas se indica?

Está indicado en zonas de arrugas y flaccidez, como rostro, cuello y otras zonas con arrugas finas. Se realiza en pacientes cuya piel ya ha perdido su capacidad de regeneración y han comenzado a presentar los primeros signos de envejecimiento celular (arrugas finas, flacidez, elastosis, deshidratación).

Se puede utilizar como tratamiento preventivo de envejecimiento en personas que han sido expuestas al sol o sesiones de camas solares o pieles que presentan signos de envejecimiento prematuro.

También se utiliza como co-adyuvante en tratamientos de heridas, quemaduras, cicatrices y úlceras (como las venosas) para estimular la reparación de la piel, cicatrización y formación de colágeno. En traumatismos y cirugías grandes maxilofaciales y ortopédicas han tenido un gran rol desde hace más de 2 décadas.
Además, tiene receptores en las células de los folículos pilosos (pelo), teniendo también acción sobre la regeneración de los folículos pilosos de la cabellera.

Existen otros tratamientos médicos en los cuales se indica, como son la reparación de fracturas extensas, injertos óseos, implantes dentales, reparación de úlceras corneales, implantes de grasa (cirugía plástica) y, últimamente, en ginecología.

¿Cómo se obtiene el PRP?

Es muy sencillo. Se extrae un poco de sangre al paciente y se centrifuga de manera de separar las plaquetas de los glóbulos rojos y del resto del plasma que sólo contiene proteínas. De esta manera se obtiene un plasma con una gran cantidad de plaquetas (plasma rico). A esta muestra se le agrega un medicamento estéril que induce la activación de las plaquetas haciendo que éstas liberen todos los factores de crecimiento que contenían. Este líquido así obtenido está listo para utilizarse en el paciente, según lo que requiera.

¿Cómo se aplica el tratamiento?

Se inyecta en la piel por medio de Intradermoterapia, siendo aplicada por la doctora Karin Staab, especializada en ésta tecnología. Como tal, puede inyectarse superficialmente o de manera dermo-subdérmica en el caso de surcos muy pronunciados. También se puede aplicar como relleno (solo o mezclado con ácido hialurónico) en casos en que se ha perdido parte de la grasa debido a los años.

¿Podré continuar con mis actividades normales después del tratamiento?

Sí. En general, luego de la extracción de la muestra y de la aplicación del tratamiento, el paciente se reincorpora de inmediato a sus actividades normales. No tiene reacciones adversas, alérgicas o de rechazo inmunológico por ser un producto obtenido del propio paciente.

¿Cuándo podré visualizar resultados?

Los mejores resultados pueden verse entre la tercera y cuarta semana de tratamiento, manteniéndose en el tiempo por varias semanas.

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento?

El número de sesiones es variable, dependiendo de la patología del paciente, el grado de envejecimiento de su piel o el daño que presente. La doctora Karin Staab recomienda repetir el tratamiento una vez al año.

Dra. Karin Staab  2020. Todos los derechos reservados.